Superlativo relativo: propuesta didáctica

7 Flares 7 Flares ×

Hoy os presento una actividad de las que entusiasman a los estudiantes, de esas de las que les hacen sentir chispa y felicidad en el aula.

Datos técnicos

Nombre de la actividad: “Miss & Mister”

Nivel recomendado: A2 o B1 (quizás B2)

Contenidos gramaticales: el superlativo relativo, las preposiciones

En B1 podríamos incluir el presente de subjuntivo. Si lo hiciésemos en B2, podríamos practicar las condicionales o, por ejemplo, el deseo con la correlación temporal de condicional e imperfecto de subjuntivo (me gustaría que… fuese…tuviese…)

Contenidos funcionales: intensificación del discurso, expresión del deseo

Contenidos léxicos: los adjetivos físicos y de carácter

Materiales necesarios: corona, bandas de papel, rotuladores

(Las bandas de papel deben ser lo suficientemente largas. Podríais usar papel de regalo o algo así, pero normalmente el tamaño no es adecuado. Yo usé manteles de papel para la mesa).

10007510_1488408438049282_1853451245_n

Objetivos

Los objetivos emocionales de esta propuesta son mejorar la dinámica del grupo mediante el refuerzo de los lazos personales, aumentar la autoestima de los estudiantes y trabajar su motivación.

Los contenidos gramaticales y léxicos son obvios y podemos utilizar esta propuesta en combinación con la unidad del libro de texto que estemos usando en la que se trate este tema. Con mucha frecuencia se vincula el superlativo relativo con los adjetivos relacionados con la descripción física, por ejemplo.

Descripción

Esta tarea es adaptable a diferentes niveles en función de la complicación con la que la presentemos. Es ideal para A2 y B1, pero se puede perfectamente emplear en A1 con una buena contextualización.

Por ejemplo, en B1 se puede relacionar con la introducción del presente de subjuntivo con valor de deseo. Se puede enseñar un vídeo de una miss o un míster en el que estén hablando de sus expectativas. Después les pedimos su opinión y también algunos voluntarios para que digan lo que anhelan para el planeta.

Hay una opción muy divertida y, por inesperada, muy eficaz para provocar la sonrisa del alumnado y hacerles disfrutar aprendiendo: les pedimos que se levanten para dar su deseo como un discurso más profundo y entonces, por sorpresa, sacamos y les plantamos en la cabeza ¡una corona! Este momento es muy divertido y, aunque al principio pueda surgir la vergüenza, enseguida alguno quiere participar e incluso se hacen fotos y colaboran todos. Si los vieseis muy cohibidos, podríais empezar vosotros.

Corona Plastico Chica (Small)

(Imagen de http://comanov.com.mx/)

A continuación, -podemos dejar alguno con la corona puesta- comenzamos con el reparto de bandas de papel en blanco. Podéis haceros los misteriosos y preguntarles que qué creen ellos que van a hacer. Lo adivinarán enseguida. Van a escribir en la banda un título de Miss o Mister para alguien. Deberán emplear la estructura en cuestión: el superlativo relativo y el léxico seleccionado: adjetivos de descripción física y de carácter. Si es la primera vez que tocáis el tema, podéis hacer la explicacion teórica en este momento. Si no, pues simplemente les dais las instrucciones necesarias para que escriban las bandas usando el superlativo. Igualmente, en el caso de que todavía no hayáis tratado los adjetivos de descripción puede ser un buen momento para hacerlo; si no, puede plantearse como un recordatorio. Si ya habéis enseñado estos temas, esta actividad será un colofón práctico fantástico.

999453_1439773156246144_698049681_n 1926910_10152773392065609_4615503601096949747_n

Cuando ya comprendan la tarea, les diremos el nombre del compañero para el que deben hacer la banda. Hay variantes, por ejemplo, en lugar de entregar los nombres públicamente, se pueden repartir los nombres con papelitos que extraigan de un saquito. Si el grupo funciona genial y todos se conocen esto es una buena opción, si no, os recomiendo que adjudiquéis vosotros las parejas.

La cuestión es analizar en qué punto del desarrollo del grupo se encuentran, para saber si son “aptos” para llevar a cabo esta tarea con un resultado positivo, si no puede convertirse en un simple “chof”.  No es funcional hacerlo en las primeras semanas.

Como sabéis en lo que se refiere a dinámica de grupos, Dörnyei sostiene que la motivación es multidimensional, es decir, hay diferentes niveles en los que se asienta la motivación: la dimensión relativa a la situación (curso, profesor, grupo…), al alumno (carac1939938_10152773392695609_436905627577152819_nterísticas, confianza en sí mismo…) y al lenguaje (motivos, objetivos, orientaciones…).

Además, podemos decir que cada grupo tiene vida propia y para que funcionen adecuadamente deben superar diferentes etapas de evolución: se forma el grupo y se genera un sentimiento de filiación, deben aprender a conocerse y respetarse y establecer las reglas del aula. Después, se alcanza la adaptación y se llega al período de rendimiento y de realización en el que aumenta la cooperación y el grupo alcanza la madurez. Finalmente, y no por ello menos importante, se produce la disolución que también debemos trabajar adecuadamente para dar el final que se merece a nuestro curso.

La dinámica de grupos está condicionada por las actitudes; la cantidad y calidad de interacción; el grado de colaboración, el orden y la disciplina en el aula; la relación entre los alumnos con sus compañeros y con el profesor; la motivación del alumnado para aprender la lengua; la confianza y la satisfacción del alumno y del profesor, etc.

Yo creo que esta actividad trabaja muchos aspectos de la dinámica de grupos y, en especial, las relaciones sociales del aula y las sensaciones personales, por ejemplo, sobre la autoestima y su imagen social. Además, genera un sentimiento de satisfacción enorme y una mayor intensidad en su pasión por aprender español y por venir a las clases. d98cff89_o

Algunas ideas más sobre este tema

Para mejorar la dinámica podemos y debemos intentar, entre otras muchas medidas:

  • Fomentar la cohesión, ya que se considera un factor del aumento de la productividad
  • Poner en práctica desde el principio actividades de conocimiento y de valoración
  • Promover que los miembros tengan un sentimiento específico de sí mismos y de pertenencia al grupo
  • Crear un ambiente positivo y acogedor
  • Reducir la ansiedad
  • Procurar que respeten los turnos de palabra y que se escuchen
  • Ser tolerantes para que ellos también lo sean y lograr que se sientan aceptados
  • Impulsar la cooperación y que trabajen de forma positiva
  • Confiar en ellos
  • Reducir la crítica y hacerlo en su tempo adecuado
  • Animar la creatividad
  • Azuzar su curiosidad y su creatividad con actividades relevantes teórica y emocionalmente
  • Reagruparlos, moverlos, fomentar el intercambio de parejas para realizar las tareas
  • Dar importancia a sus días especiales (fiestas de cumpleaños, jornadas en las que tienen un evento señalado como un examen o una visita familiar, días festivos de su país, cultura…)
  • Generar leyendas e historias del grupo

Las emociones, en definitiva, son la base más importante sobre la que se sustentan todos los procesos de aprendizaje y de memoria” (Mora, 2013:66). 

Un último tipo de aprendizaje y memoria que valga la pena destacar es aquel por el que cuando un suceso viene ligado a un acontecimiento emocional tiene tanta fuerza para ser guardado en nuestro cerebro” (Mora, 2013: 101)

Neuroeducación. Solo se puede aprender aquello que se ama (Francisco Mora, 2013)

1472015_1439772539579539_724021802_n

Bibliografía

Os recomiendo leer sobre el tema de la gestión de grupos y de la motivación en el aula de lenguas extranjeras. En particular, los siguientes trabajos:

  • Arnold, Jane (Coord.): La dimensión afectiva en el aprendizaje de idiomas. Madrid, Cambridge University Press.
  • Dörnyei, Zoltán (2009): “The L2 Motivational Self System” en Motivation, Language Identity and the L2 Self. Bristol, Multilingual Matters.
  • Dörnyei, Zoltán & Malderez, Angi (2000): “El papel de la dinámica de grupos en el aprendizaje y la enseñanza de lenguas extranjeras” en Arnold, Jane (Coord.): La dimensión afectiva en el aprendizaje de idiomas. Madrid, Cambridge University Press.
  • Dörnyei, Zoltán & Skehan, Peter (2003): “Individual differences in second language learning” en C. J. Doughty, & M. H. Long (Eds.):The handbook of second language acquisition (pp. 589-630). Oxford: Blackwell.
  • Mora, Francisco (2013): Neuroeducación. Solo se puede aprender aquello que se ama. Madrid, Alianza Editorial.
  • Ushioda, Ema & Dörnyei, Zoltán (2009): “Motivation, Language Identities and the L2 Self: A Theoretical Overview” en Motivation, Language Identity and the L2 Self. Bristol, Multilingual Matters.
  • Williams, Marion & Burden, Robert (1999): Psicología para profesores de idiomas. Madrid, Edinumen y Cambridge University Press.
7 Flares Twitter 0 Facebook 0 LinkedIn 6 Google+ 0 Email -- Pin It Share 1 7 Flares ×